Preparación de Sal de hierbas aromáticas.

En muchos artículos de nuestro blog hablamos del cultivo de plantas aromáticas y sus usos. Hoy vamos a centrarnos en esta entrada en un preparado que puede ser muy útil, la sal de hierbas aromáticas.salacomun_salmarina

La sal refinada o sal común es básicamente cloruro sódico, que es lo que da el sabor salado. Esta sal se somete a un proceso denominado refinado, para retirarle los restos de otros mineral, y conseguir los cristales más puros, con el fin de que siga proporcionando el característico sabor salado sin que se apelmace por la humedad.

La sal marina contiene múltiples minerales, ademas del típico cloruro sódico, como el magnesio, calcio así hasta 84 minerales básicos para nuestro organismo. Esto la convierte en un sustituto más recomendable a la sal común, pero es mejor aun usar un preparado de de polvo de plantas y hierbas aromáticas y sazonadas.

Este preparado ayuda a resaltar los sabores al tiempo que nos aporta sales minerales y nos ayuda a reducir el consumo de cloruro sódico.

La formula que vamos  a dar a continuación no es cerrada y podemos adaptarla a nuestras necesidades o gustos o incluso preparar varias formulas para diferentes tipos de alimentos a cocinar. Realmente tenemos un mundo de posibilidades abierto ante nuestra capacidad  de investigar y probar.

Ingredientes:

  • 1 Rama de Orégano secada a la sombra (entre 5 y 10 g).
  • 1 Rama de Apio seca o deshidratada (entre 5 y 10 g).
  •  1 Rama de Salvia secada a la sombra (entre 5 y 10 g).
  • 1 Rama de Cebolla, seca o deshidratada (entre 5 y 10 g).
  • 1 Rama de Tomillo secada a la sombra (entre 5 y 10 g).
  • 1 Rama de Ajedrea secada a la sombra (entre 5 y 10 g).
  • 1 Rama de Albahaca secada a la sombra (entre 5 y 10 g).
  • 1 Rama de Perejil seca o deshidratada (entre 5 y 10 g).
  • 1 Rama de Ajo seca o deshidratada (entre 5 y 10 g).
  • 5 Cucharadas de Sal Marina (no refinada) tostada.

secando_aromaticas

Preparación:

  1.  Tenemos que moler los ingrediente elegidos. Para esta labor podemos usar una picadora o un molinillo de cobre. Debemos moler cada elemento por separado.
  2. Debemos deshidratar la Sal Marina por completo, ya que como comentamos al inicio de este artículo absorbe mucho la humedad. Para este proceso tostamos  la Sal en una sartén a fuego lento para que se evapore el agua o ponemos la sal en un plato hondo durante 1 minuto en el microondas.
  3. Mezclamos en un recipiente la sal con los condimentos y la mezcla de hierbas deseada. Removemos y lo metemos en un molinillo de café para molerlo lo más fino que podamos.
  4. Una vez tengamos el polvo fino lo metemos rápidamente en recipientes de vidrio herméticos, que cerramos para evitar que entre el aire y la humedad ambiente. Recordar que la Sala Marina es muy higroscópica y tiene a apelmazarse.

sal_molida_ecogarden

Para su uso una buena opción es llenar un pequeño salero con la Sal y unos granos de arroz que funcionen como secante y así poder aplicar nuestro preparado sobre las comidas.

Deja un comentario